Paridad en Europa

PARIDAD1

Se ha montado mucho revuelo con la formación del nuevo gobierno griego en el que ninguna mujer ha sido elegida para ser ministra.

Esto ha decepcionado a mucha gente que esperaba de Syriza una política totalmente diferente. Estoy seguro que hay tantas o más mujeres que podrían ejercer estos cargos con la misma o mejor diligencia que los elegidos para el cargo.

En los tiempos que corren es tan importante la imagen como el mensaje que queremos transmitir. No me sirven campañas publicitarias vacías sin un verdadero respaldo detrás. ¿Para qué tener cuotas por sexos si luego no se elige a las mejores personas para desarrollar cada tarea, se cubren a dedo con familiares, amigas o por compromiso “cosmético”?

Estoy realmente harto de que las mujeres tengan que demostrar mucho más que los hombres para poder ascender en los puestos directivos. Eso sin contar con la infinidad de zancadillas que se les ponen en todos los niveles de la vida.

Vivimos en un país donde la gente en edad fértil se siente imposibilitada en tener hijos. Si existe la fortuna que ambos miembros de la pareja tengan trabajo, puede darse el caso que apenas se vean durante semana. Entre el tiempo que nos pasamos en el trabajo, en el transporte, comida y demás, pueden pasar fácilmente más de 10 horas fuera de casa. Coincidir en los horarios parece una suerte de conjunción astral que sucede una vez cada mucho tiempo.

En este mundo pensado para hombres, la maternidad puede suponer un frenazo en la carrera de una mujer. Una buena solución sería que los hombres tuvieran que cogerse el mismo tiempo por paternidad que las mujeres y así evitar la discriminación por sexo, además de darle una oportunidad a otra persona durante el periodo de suplencia.

Creo que hay que reducir drásticamente la jornada laboral a un máximo de 6 horas diarias para ayudar a la conciliación e incluso aumentar la productividad laboral. Para cubrir los actuales horarios interminables habría que contar con más gente y para ello se podrían promocionar nuevas contrataciones con incentivos fiscales a las empresas. Todo ello sustentado en unos salarios que permitan a cualquier trabajador/a poder llevar una vida digna.

Otra discriminación intolerable que sufren las mujeres es que suelen ganar menos que los hombres en el mismo puesto de trabajo. Muchas veces provocada por la inexactitud de los niveles salariales recogidos en la mayoría de convenios colectivos. Luego está el tema de las reducciones de jornada derivadas de los permisos por lactancia, con las que a parte de la pérdida del salario correspondiente se suelen renunciar de forma forzosa a ciertos complementos.

Percibo un retroceso en materia de educación que está permitiendo el resurgimiento de actitudes machistas. Cada víctima de la violencia de género me parece un fracaso de la sociedad que en muchas ocasiones ha tolerado, reído y ocultado acciones que han acabado en un fatal desenlace.

Si insistimos en otorgar o asumir roles predeterminados a cada sexo, perpetuaremos estereotipos nocivos y caducos.

Anuncios

Acerca de la Modificación del PGOU Municipal

Majadahonda Rebelde

Desde el Colectivo Majadahonda Rebelde queremos publicar este comunicado con la intención de realizar el trabajo que no hace el ayuntamiento informando a lxs vecinxs sobre la nueva modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana que pretende llevar a cabo el Partido Popular de Majadahonda, en contra de toda la oposición, antes de las elecciones municipales (en las que previsiblemente perderá la mayoría absoluta).

El PGOU es el instrumento básico de ordenación del territorio de un municipio. Determina la clasificación del suelo, si se puede construir o no, que construir y el uso de las construcciones en una determinada zona.

Esta modificación “puntual” del PGOU de Majadahonda afectaría al territorio pegado al pueblo que va desde el cementerio hasta la carretera de Villanueva del Pardillo y que linda con la Dehesa de Majadahonda, territorio que supone el 10% de suelo municipal (una modificación bastante importante como para considerarse puntual…

Ver la entrada original 366 palabras más

Evolución de Población Activa en España (2011-2014)

EPAT

Estos son los datos y aquí el intento de manipulación de RTVE:

grafica

He rectificado su gráfico usando los mismos datos (número de parados al final de cada año) y me sale una gráfica bastante diferente. Para su elaboración he partido del mismo corte en el eje Y que debe estar en torno al millón de personas (¿Esas personas no cuentan?), la misma proporción y los mismos datos (Número de parados al final de cada año).

Como se puede observar se han manipulado claramente las dos últimas líneas para que parezca un descenso mucho mayor.

En este video de ZoominTV lo cuentan con mucha gracia

Elecciones Municipales en Majadahonda

Majadahonda, cuna de la trama Gürtel. Residencia de multitud de políticos, ministros y jueces. Nicho de votos conservadores de una de las poblaciones más acomodadas del país.

Hay muchos motivos que cuento en otra entrada sobre Majadahonda que podrían explicar el voto de muchas personas.

En mi vecindario es habitual cruzarse con Rubalcaba dando un paseo o con Miguel Ángel Rodríguez con La Razón bajo en brazo. No te sorprende ver personajes famosos en algún centro comercial o gimnasio. También son comunes los ejecutivos de grandes empresas en la hora punta de nuestras carreteras.

Sólo hay que darse una vuelta por las miles de rotondas y todo el catálogo de badenes de las calles de Majadahonda para hacerse una idea del nivel adquisitivo medio. Lo más normal es cruzarse con grandes todoterrenos de lujo que jamás han salido del asfalto de camino a algún colegio o centro comercial.

Muy diferente es el centro del pueblo, con casas bajas y cuyas estrechas calles no reciben los mismos cuidados que otras zonas más beneficiadas. Existen muchas diferencias entre los barrios a pesar de pagar todos unos impuestos desorbitados.

Llegan las elecciones y los políticos se echan a la calle a captar todos los votos posibles.

Desgraciadamente vivimos en un país donde mucha gente entiende la política como si fueran fanáticos de un equipo de fútbol. Parece que nacen siendo del partido de su familia y lo defienden hasta el final, por muy mal que lo hagan. Niegan la evidencia de los hechos aunque les afecte en su vida y atacan a los demás como causantes de sus propios problemas.

No entiendo como el PP puede seguir ganando en un pueblo expoliado por sus secuaces. Con varios de sus representantes imputados y con noticias constantes de la putrefacción procedente de las alcantarillas del Ayuntamiento.

Usan palabras como Transparencia, Participación y Gobierno Abierto para arrebatarles el significado y vaciarlas de contenido. Nos toman por idiotas al vendernos un triste “buzón de sugerencias” con respuestas predefinidas como un gran avance en la democracia.

Nos imponen un modelo de ciudad donde solo piensan en familias tradicionales y conservadoras con un alto poder adquisitivo, excluyendo toda opción alternativa.

Se empeñan constantemente en privatizar la gestión de todos los servicios públicos a pesar de sonoros fracasos como el pufo millonario de la Residencia de Mayores o la ineficaz gestión de las basuras. Con dudosas concesiones a grandes empresas constructoras que luego nos enteramos que financian a los partidos.

Su promesa electoral favorita (que jamás cumplen) es traer el Metro a Majadahonda y son incapaces de presionar para aumentar la frecuencia de los Cercanías.

Acudes a los plenos municipales y te asqueas al comprobar la prepotencia con la que actúan los concejales y el rodillo que supone la mayoría absoluta que les permite hacer lo que les da la gana. Hacen oídos a las constantes peticiones de la ciudadanía para realizar los plenos por las tardes para que pueda acudir más gente.

Creo que para cambiar el sistema hay que empezar por el ámbito más próximo. Majadahonda es un lugar complicado por el modo de vida de sus habitantes, aislados en gran medida de la realidad. El primer cambio lógico sería abrir los ojos a tus propios vecinos y convencerles de que otro mundo basado en la Justicia, el Bien Común y la defensa de los Derechos Humanos es beneficioso para todos.

Pienso que la democracia funciona cuando su ciudadanía ha recibido una buena educación, existe información accesible y transparente, se debate con pensamiento crítico, asesorada por verdaderos expertos en cada campo y finalmente puede participar con el nivel de implicación y compromiso que cada uno elija.

Elecciones-en-Majadahonda

Como en muchos otros municipios se está percibiendo el desplome del PP y el PSOE, con la fuga de esos votos a la abstención y partidos de nueva formación.

Intuyo que muchos votantes del PP han ido a parar a propuestas aún más radicales como VOX y más moderadas como Ciudadanos o incluso totalmente opuestas como Podemos.

En el caso del PSOE se han ido en desbandada hacia Podemos y en menor medida a UPyD.

Tanto IU como UPyD se han mantenido relativamente estables en las últimas elecciones.

Nadie sabe lo que sucederá en las próximas elecciones.

Podemos ha decidido no presentarse como partido en las municipales, pero eso no quita que se pudiera formar algún tipo de partido similar o incluso una agrupación de electores.

Ganemos Majadahonda eligió en su última asamblea constituirse bajo la fórmula jurídica de coalición de partidos tras un encendido debate entre los defensores de IU y los que proponían formar un nuevo partido más allá de la suma de siglas. Esta decisión excluirá a muchos ciudadanos independientes que veían en esta opción una forma de participar de manera horizontal en la vida pública.

Entiendo que exista mucha gente que lleva mucho tiempo trepando para tener un cargo o pretenda mantener el suyo a base de defender estructuras caducas. Cuando te mueve el dinero se diluyen los ideales. Sinceramente creo que hay que empezar algo radicalmente distinto para que todo cambie. Un espacio donde informarse, debatir y participar sin jerarquías y cuyas estructuras sean meramente instrumentales para canalizar la voluntad popular.

Personalmente creo que hay más vida política más allá de los partidos y es precisamente en la formación de nuevas herramientas de participación ciudadana la clave para que toda persona pueda implicarse cuando quiera, más allá de delegar su voto en un partido y desentenderse hasta las próximas elecciones. Para ello es necesario un verdadero portal de transparencia con todos los datos municipales totalmente accesibles, que permita entre otras cosas elaborar, debatir y votar a toda la ciudadanía los presupuestos anuales. También veo necesario la constante auditoría ciudadana de todas las actividades que se realizan en el Ayuntamiento.

Creencias que acaban donde comienzan las de los demás

Como la mayoría de la gente de mi generación fui bautizado en la religión católica poco después de nacer. Este pequeño detalle me imposibilitó ser consciente de la religión a la que me estaban introduciendo.

Procedo de una familia con gran tradición religiosa, por lo que recibí una educación basada en las creencias cristianas y todo ello reforzado con colegios religiosos.

Se podría decir que “comulgué” con estas ideas hasta poco después de la Primera Comunión. El siguiente paso era la Confirmación y tocaba volver a catequesis. Empezaba a cuestionarme todo lo que me habían contado hasta ese momento y nadie era capaz de resolver mis dudas de manera satisfactoria. Ponía en verdaderos aprietos a la gente que pretendía que me confimara en una religión en la que comenzaba a dudar de sus cimientos.

Finalmente decidí salirme del camino que habían trazado para mi y comencé a replantearme todas mis creencias. Esto me supuso incontables discusiones y problemas con mi familia, pero es importante ser consecuente con los pensamientos.

La curiosidad me llevó a estudiar sobre las cuestiones que me rondaban la cabeza, hasta descubrir la enorme distorsión que existía en la mayoría de las religiones. Pronto te das cuenta que han sido controladas y adaptadas por el poder para dominar la mente de sus creyentes desde tiempos inmemoriables.

Me entristece profundamente todos los crímenes llevados a cabo por la humanidad en el nombre de la religión. Aborrezco las estructuras jerárquicas que se aprovechan de las religiones en su propio beneficio. Jamás he comprendido el fanatismo de otras personas en imponer sus creencias personales al resto de la humanidad, llegando incluso a cometer las mayores aberraciones por defender su particular visión.

Comparto algunas de las ideas positivas de las religiones que se encaminan en la defensa de los derechos humanos y la armonía con el entorno. Incluso se han demostrado los beneficios para la salud de la meditación.

Cada persona es libre de creer en lo que quiera, siempre y cuando no salga del ámbito estrictamente personal para coartar o limitar la libre elección de otras personas.

Personalmente no creo en ninguna divinidad. Intuyo el universo como un complejo organismo vivo de estructura fractal con elementos redundantes desde los niveles microscópicos a los macroscópicos y con una concepción cíclica del tiempo. Esta percepción me ayuda a posicionarme existencialmente para buscar el equilibrio y armonía en el tiempo que me ha tocado vivir.

Screenshot_from_IMAX®_3D_movie_Hidden_Universe_showing_the_Helix_Nebula_in_infrared

Mis experiencias con la Democracia

Recuerdo aquella clase de Ciencias Sociales de 6º de EGB en la que nos contaban lo que era aquello de la democracia de la que tanto hablaban nuestros mayores.

En mi colegio tocaba preparar elecciones al consejo escolar y nos animaron a presentar diferentes candidaturas entre los alumnos. Presentamos propuestas, organizamos debates y finalmente votamos. Mis compañeros me seleccionaron, superando incluso candidaturas de cursos superiores. Me encargaron representar a los alumnos, pero pronto me di cuenta de la poca relevancia del cargo. Resultaba ser una figura meramente formal. Las decisiones ya estaban tomadas de antemano.

Fue triste comprobar tan pronto y a esa escala las trampas que supone el poder.

Durante la adolescencia conformé mi personalidad al ir tomando conciencia del mundo que me rodeaba y los problemas que afectaban a mi entorno. Procedo de una familia muy conservadora y el ABC era el único periódico que entraba en casa de mis padres. A pesar de ello no me gusta tragar con ideas preconcebidas, lo que me supuso muchas discusiones acaloradas y convertirme en la oveja negra de la familia.

Llegaron las elecciones autonómicas de 2003 y por primera vez podía ir a votar. Analicé concienzudamente los programas y visioné cada uno de los anuncios electorales, intentando elegir la opción más adecuada. Como es natural iba con mucha ilusión y ganas de poder participar en eso que llamaban la “Fiesta de la Democracia”. Seguí el recuento y los gráficos de la noche electoral con mucho interés hasta conocer el resultado final que posibilitaba un gobierno de coalición entre el PSOE y IU en la Comunidad de Madrid.

Me sentí muy defraudado con la famosa Democracia con la fuga de los tránsfugas del célebre “Tamayazo” que supuso el inicio del nefasto gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid.

Después vinieron nuevas elecciones y nuevas decepciones. Te vas dando cuenta que algo no funciona. Que todo eso que te contaron de la Democracia no era del todo cierto. Alguien había cogido el nombre pero le había arrebatado el significado.

Comienzas a darte cuenta que la única vía de participación que tienes la monopolizan una lista de partidos monolíticos y cerrados. Que te prometen unas cosas y luego cumplen las que les interesa. Que nunca rinden cuentas a la ciudadanía sino a los bancos y empresas que les financian sus astronómicas deudas. Políticos que parecen querer ser de tu familia en campaña y después no saben ni como te llamas.

Te sorprendes la primera vez que descubres que la separación de poderes es una auténtica farsa. La justicia como pilar fundamental para equilibrar las desigualdades se inclina demasiadas veces a favor de los poderosos. Ejemplos claros son los desahucios que dejan a la gente en la calle, la venta de preferentes con la que estafaron a miles de personas, o la corrupción sistémica que afecta a varios niveles del poder.

Pertenezco a una generación que jamás ha podido participar en la elaboración de un marco de convivencia tan importante como es la Constitución. Creo que es algo que se debería revisar, debatir y votar cada generación o cuando las circunstancias o la ciudadanía lo exijan. Siempre articulada a través de la defensa de los Derechos Humanos.

Hace años cuestionar las deficiencias de nuestra democracia era un tema tabú, pero te das cuenta que cada vez hay más gente que piensa como tu. No comprendes como un Gobierno puede llevar a cabo acciones en contra de la opinión general de la ciudadanía como en casos tan flagrantes como la Guerra de Irak. Poco después se empezaron a conocer cada vez más casos de corrupción dentro de los partidos políticos, unidos a una de las crisis más graves de los últimos tiempos. Nos dimos cuenta de las graves deficiencias en el representatividad provocadas por una vetusta ley electoral sin circunscripción única, partidos con listas cerradas, falta de proporcionalidad en el reparto de los escaños…

El 15M supuso un despertar y encuentro de gran parte de la gente que se encontraba frustrada con la situación a la que nos habían conducido. Muchas personas pudieron expresarse por primera vez en una asamblea, exponer sus inquietudes y debatir con el resto de la gente la forma de solucionar los problemas. En muchas ocasiones las asambleas se eternizaban porque existía una enorme necesidad de expresarse tras varios años en los que los partidos y los medios de comunicación acallaban el sentir popular.

Muchas personas reclamaban un paso más para cambiar el sistema y empezaron a surgir ideas como crear partidos que se metieran dentro del sistema para que cambiaran las cosas desde dentro, mientras que desde fuera se investigaran nuevas formas de participación ciudadana más allá del monopolio de los partidos.

Personalmente pienso que lo ideal sería la Democracia Directa, pero debido a nuestra forma de vida es inviable. Necesitaríamos gran parte de nuestro tiempo para dedicarle a la política y no todo el mundo tiene tiempo, ganas o formación. Existen variantes intermedias como la Democracia Líquida o la denominada 4.0 que permitirían seguir delegando el voto en un partido como hasta ahora, pero con la particularidad de poder cambiar el sentido del voto en el momento que cada persona decida o incluso poder participar y votar de forma directa en iniciativas populares.

Fuente: Wikipedia

Creo que para poder llegar a a ese nivel de participación ciudadana constante es necesario una mejora intensa en nuestra formación y que la información pública sea totalmente transparente y accesible a todos los niveles. Es necesario crear herramientas eficaces y seguras para las transmisión de información, análisis, debate y participación de forma presencial o telemática. Que cada ciudadano pueda decidir su nivel de implicación en la vida pública, abriendo nuevas vías al actual monopolio de los partidos.

Fuente: Wikipedia

Los medios de comunicación tienen mucha responsabilidad en la formación de la opinión pública, por lo que es necesario que funcionen con total transparencia y honestidad en la exposición y análisis de los datos que brinda la actualidad.

La estructura de los actuales partidos están podridas y no sirven para articular las necesidades de participación de la ciudadanía. Tienen demasiada gente que ha dedicado toda su vida a trepar dentro de sus peldaños para asegurarse un cargo en el futuro. Esta gente defenderá a muerte su partido y el sistema porque le va su futuro en ello e incluso dinamitarán toda opción que pueda peligrar su puesto o sus posibles beneficios.

Entiendo los partidos como meras herramientas de un determinado programa político abierto y participativo, con sus cargos internos como componentes de una maquinaria al servicio de sus simpatizantes. Creo incluso que estos cargos podrían ser rotatorios o por sorteo entre las mejores personas de cada campo, para evitar la corrupción del poder.

Mis primeros años en Majadahonda

Llegué a Majadahonda con cuatro años en 1987 y desde entonces he crecido aquí. Mucho ha cambiado el pueblo al que llegué con apenas 30.000 habitantes y actualmente supera las 70.000 personas.

Evolución de la Población de Majadahonda
Evolución de la Población de Majadahonda | Fuente: INE

Mis padres compraron una casa cerca de la actual estación de tren de cercanías (en esa época sólo había un apeadero en El Plantío) a las afueras de un pueblo al que solo estábamos conectados por una carretera solitaria, bordeada por solares vacíos sobre los que posteriormente se construyeron los actuales edificios. Era una de las primeras urbanizaciones dispersas que han ido conformando el trazado urbano alrededor de un antiguo núcleo de casas bajas. Se encuentra en el término municipal con Las Rozas y El Plantío, por lo que es la eterna olvidada en los planes urbanísticos.

Las urbanizaciones se hicieron cada vez más cerradas y aislaron cada vez más a sus habitantes. Comenzaron a construir urbanizaciones de lujo con muros perimetrales, cámaras de seguridad y vigilancia 24 horas. Familias enteras viviendo en burbujas alejadas de la realidad con una falsa sensación de protección. Esto atrajo a una población con alto poder adquisitivo y por lo general muy afín a la conservadora ideología del equipo de gobierno.

Muchas de estas viviendas se construyeron en el Monte del Pilar, perteneciente a la poderosa familia Oriol, vinculada con los Legionarios de Cristo y con importantes tentáculos en el poder desde la época franquista. Un oscuro acuerdo entre los Oriol y el Ayuntamiento de Majadahonda propició la construcción de estas viviendas de lujo en pleno monte bajo, sin un adecuado estudio del terreno, abarrotado de arroyos estacionales y que posteriormente se han manifestado con hundimiento de carreteras y grietas en los edificios. Todo se llevó adelante a pesar de la importante oposición y movilización social.

Monte del Pilar

Este tipo de urbanismo donde priman la construcción de viviendas sobre los equipamientos públicos fue configurando lo que actualmente se conoce como “ciudad dormitorio” o una ciudad sin alma.

La peatonalización de la Gran Vía supuso una larga decadencia del centro urbano y el declive del pequeño comercio, acelerado por el inicio de los primeros centros comerciales, cada vez más alejados del núcleo urbano y que obligan a usar el coche para realizar todo tipo de gestiones.

La gente entró en una monótona dinámica de casa-coche-trabajo-centro comercial que nos alejó del contacto con nuestro entorno más cercano. Esto fomentó el desarrollo de familias conservadoras de tipo nuclear, encapsuladas, despreocupadas por la política y la actualidad.

La mayoría de la gente de mi generación ha tenido que salir del pueblo por el alto coste de la vivienda (Uno de los más altos de toda España), el paro y por las irregularidades en la adjudicación de viviendas de protección pública.

Con el estallido de la trama Gürtel en Majadahonda nos dimos cuenta de toda la corrupción que campaba a sus anchas en el Ayuntamiento y que actualmente sigue al frente del Gobierno.

En materia de educación se han favorecido las opciones privadas y concertadas frente a las públicas por motivos políticos como reconoce el actual alcalde. Yo mismo solicité plaza en un instituto de Majadahonda acabé en uno de Collado Villalba (a más de 30km) por falta de plazas.

Hace años era normal ver autobuses escolares o grupos de niños y niñas que iban andando al colegio (Incluso con la ayuda del cuerpo de Protección Civil), pero la tendencia actual es que acudan en vehículos particulares con sus padres, lo que colapsa aún más las horas punta.

El transporte público del municipio siempre ha tenido graves deficiencias que han hecho que mucha gente deje usarlos. Nos encontramos en la zona B2 del sistema de transportes radial de la Comunidad de Madrid que condiciona en gran parte las comunicaciones. La estación de cercanías está muy alejada del núcleo urbano y la periodicidad hace que los usuarios tengan que esperar mucho (Ni siquiera paran los CIVIS). El Metro es la eterna promesa electoral que jamás se realiza y que mantiene mucho voto cautivo. La mayoría de autobuses parten de y hacia Moncloa, con escasas opciones para moverse entre los pueblos más próximos. Tarifas abusivas, información de horarios y rutas muy poco accesibles, no hay puntos de recarga del abono transporte (solo en los estancos).

Plano de los transportes de la Comunidad de Madrid

Otro de los problemas de Majadahonda es la escasa oferta de ocio, limitada la mayoría de las veces al que ofrecen los centros comerciales con cines, restaurantes y compras. Tenemos una Casa de la Cultura que se ha quedado muy pequeña y con un escaso repertorio de exposiciones y actuaciones. Esto obliga a tener que buscar alternativas culturales fuera del municipio.

Durante mi adolescencia pude experimentar la eclosión de multitud de grupos musicales como Dover, Nothink, Censurados, Hirurko, Crave… La mayoría pertenecientes a la Asociación Independiente de Músicos de Majadahonda que impulsó la escena musical y cultural del municipio. Tras varios desencuentros con el Ayuntamiento y falta total de apoyo, se acabó disolviendo, poniendo punto y final a uno de los pocos incentivos para el ocio juvenil.

La oferta laboral en Majadahonda está concentrada en el sector servicios y suelen ser contratos de ínfima calidad, por lo que el personal cualificado tiene que buscar trabajo fuera del municipio. No cuenta con un polígono empresarial adecuando como los que tienen los municipios más próximos y que fomentan la creación de empleo especializado. Se sigue con la tendencia de construir centros comerciales repletos de franquicias. Las políticas privatizadoras del Ayuntamiento han externalizado la gestión de numerosos servicios públicos en detrimento de la calidad de los mismos y de los puestos de trabajo.